El agua que destinamos al riego de jardines y campos puede representar un gasto elevado. A continuación os damos una serie de consejos para reducir su consumo:

  • Agrupar las plantas según las necesidades de agua que tengan
  • Si nuestras variedades de plantas lo permiten, el riego por goteo o por aspersión son la mejor opción
  • Colocar en la base de las plantas materiales como cortezas de pino, grava, hojas,… a fin de evitar que el agua se evapore
  • Mantener la tierra libre de malas hierbas, ya que también compiten por el agua
  • Substituir las grandes extensiones donde únicamente hay césped (que tiene una alta demanda de agua) con combinaciones de plantas tapizantes
  • Plantar especies que necesiten un consumo bajo de agua
  • Utilizar un sistema de riego inteligente como por ejemplo Intelliwater, que subministre el agua solamente cuando la planta lo necesite

Animaros a seguir estos consejos y compartid este enlace en Facebook!