Primero de todo, hay que comentar que el sector de la jardinería y en especial el agrario, a pesar de no acusar gravemente la actual coyuntura económica, pues continúan recibiendo importantes subvenciones por parte de la Unión Europea, del Estado y los diferentes gobiernos autonómicos, juegan con márgenes muy reducidos. Lejos de estar en la Champions League en términos de márgenes y beneficios, unos de los caballos de batalla es conseguir aumentar, o al menos mantener, esos márgenes para continuar siendo competitivos con respecto a mercados extranjeros, cada vez más agresivos.

De esta forma, estos sectores están esforzándose por reducir los consumos de agua, fertilizantes y productos químicos, a la vez que mejorar la cantidad y calidad de las producciones. Sin embargo, los resultados no están siendo los esperados con los sistemas y productos electrónicos actuales sin recurrir a inversiones difícilmente amortizables.

En el gráfico siguiente se puede observar el consumo de agua en Europa a lo largo de los últimos años. En el sur de Europa, donde se desarrollan principalmente las actividades agrarias, el volumen de consumo de agua debido al riego continúa siendo muy elevado, por lo que la necesidad de reducirlo es patente.

Use of water in Europe

Así mismo, partiendo del actual concepto de inversión, exclusivamente para ahorrar, se pretende entrar en estos mercados ofreciendo una solución real y definitiva a esta demanda mediante el sistema MAPRSmart.

Más sobre el sistema MAPRSmart