Este sistema de riego es uno de los más eficaces que existen y ha sido un gran avance tanto en agricultura como en jardinería. Consiste en proporcionar el agua de riego a las plantas de forma localizada en la zona de las raíces. Esto se hace a través de un sistema de tuberías y válvulas que van aportando agua de gota en gota.

Invernaderos con sistema inteligente de riego

Aunque con este sistema hay muchas ventajas, también hay algunos inconvenientes. A continuación analizamos los pros y contras.

 

Ventajas

• Reducción del volumen de agua dedicada al riego
• Es un sistema que puede ser automatizado fácilmente, reduciendo así el tener que estar pendientes de él.
• Se adapta muy bien a diferentes tipos de terrenos. Por ejemplo, no es difícil instalarlo entre rocas o en suelos con pendiente.
• Al regar de forma muy localizada es más fácil que no se desarrollen malas hierbas
• Es sencillo controlar los nutrientes que se subministran a las plantas debido a que no hay desperdicios. Todos los fertilizantes serán absorbidos por la planta y no se perderán en tierras no sembradas.

Inconvenientes

• Si la extensión que tenemos es grande, puede llegar a ser un método costoso.
• Hay un tipo de fertilizante que para disolverse necesita un aporte extra de agua, que este sistema no es capaz de suministrarlo. Lo que puede pasar entonces es que el fertilizante no disuelto, queme la base de la planta.
• Las tuberías pueden obstruirse si el agua no está bien filtrada.
• No sirve para todo tipo de cultivos

Hemos encontrado un blog muy interesante En torno al huerto donde podeis encontrar información sobre cómo montar un sistema de riego por goteo.

Intelliwater es 100% compatible con este sistema de riego. Si el goteo ya de por sí es un método muy eficiente para ahorrar agua, con la ayuda de un sistema de riego inteligente, este ahorro se multiplica.

Podéis ver más artículos aquí!