¿Lo sabéis todo sobre los claveles?

Hoy os hablaremos de los claveles.

primer plano de unos claveles rosas

Se trata de una planta de tronco leñoso con flores de mucho colorido pero a la vez muy delicadas. Son especialmente buenas como flor de corte.

En España, su origen es la cueca mediterránea y el Maresme en particular, que es una zona de Cataluña privilegiada a la hora de cultivar estas flores ya que goza de un clima suave y su orientación sudeste es especialmente buena. Además, está protegido por la Serralada Litoral y el mar le aporta humedad.

Al multiplicarse muy rápidamente, sus esquejes se comercializan internacionalmente.

La multiplicación se hará una vez entrada la primavera (de abril a junio), se plantará en verano (junio-julio) y se realizaran los trasplantes en otoño. Aunque en este artículo os comentamos que el pH adecuado está entre 5,5 y 6,5, en el caso del clavel se debería encontrar entre 6,5 y 7,5.

Necesitan un suelo poroso, calcáreo y que cuente con un excelente sistema de drenaje. Además, necesita un clima temperado (las temperaturas deberían encontrarse entre los 10 y los 21 grados) y muchas horas de exposición al sol. El riego también será muy importante ya que debe ser regular y en su justa medida, para evitar que la tierra se encharque y para que no proliferen hongos, para ello, los sistemas de riego inteligente son los más apropiados.

En este artículo ya vimos la importancia de cada mineral en la fertilización química. En el clavel en concreto, debemos aportarle fósforo cuando se está desarrollando para fomentar el crecimiento de las raíces y potasio, que aumentará el vigor de las plantas y hará que las flores luzcan mucho más bonitas.

Si os ha gustado, haceros seguidores de nuestra página de Facebook! En ella publicamos todas las novedades!