Llega el otoño, y con él, las lluvias y las temperaturas más agradables. Esta época significa un descanso para el jardín, que ha estado en pleno esplendor durante los últimos casi cinco meses (lee aquí el artículo sobre plagas de verano). Aun así, no debemos bajar la guardia puesto hay algunas plagas que surgirán en esta temporada buscando refugio para pasar el invierno.

Las plagas suelen aparecer cuando las plantas están débiles, sobre todo debido al exceso de agua propio de esta estación o provocado por un exceso de riego.

Se pueden considerar una plaga típica de esta estación las babosas y los caracoles. Los tallos verdes de las plantas representan para ellos un alimento delicioso. Debido a su tamaño pueden ocasionar desperfectos muy visibles en nuestras plantas. Para eliminarlos bastará con echarles sal cuando los veamos.

caracol

También deberemos estar atentos a los hongos, especialmente a la roya. Se trata de un hongo anaranjado que se puede posar en las hojas, que se marchitaran y acabaran cayendo, debilitando así la planta. Para las hojas infectadas bastará con cortarlas y rociar la planta con productos para otros hongos (como el oídio). Los tratamientos preventivos resultan muy eficaces.

Como hemos podido leer en este artículo, las plagas que aparecen en otoño son básicamente debidas a un exceso de humedad. Entre que venimos de una estación seca donde acostumbrábamos a regar mucho, sumado a que ahora es época de lluvias, es muy fácil que nuestras plantas tengan más agua de la que necesitan.

Para solucionar este problema, desde IDIS Company os recomendamos la instalación de un sistema de riego inteligente. Con los sensores que tienen saben exactamente el agua que hay en la tierra y por lo tanto si es necesario regar o no.

Síguenos en Twitter y en Facebook!