Hoy os hablaremos sobre otra parte importante de las plantas: el tallo (leed los artículos sobre las hojas y sobre las raíces).

Podríamos definirlo como aquella parte que sirve de sostén a las flores, a las hojas y a los frutos y que crece hacia la luz, en sentido contrario a las raíces.

Tiene cuatro funciones principales:

  • Como ya se ha dicho, actúa como una columna vertebral: es el eje que sostiene a las hojas, los frutos y las flores.
  • Cuando la planta no tiene hojas, es el tallo el que hace la fotosíntesis.
  • En determinadas especies, el tallo actúa de almacén, guardando agua y fotoasimilados.
  • Es una vía de circulación entre las raíces y las hojas.

 ¿Cuáles son las partes del tallo?

  • El tallo principal es el tallo más importante de la planta y se distingue claramente. De él, salen los tallos secundarios a medida que la planta se va desarrollando.
  • Los nudos son engrosamientos del tallo principal y es de donde salen las hojas.
  • Las yemas son pequeños abultamientos ovoideos a través de los cuales se formarán ramas, hojas o flores. Se suelen situar en las axilas de las hojas.

 Una de las clasificaciones más habituales de los tallos es según el medio en el que viven. Pueden ser aéreos (los más habituales), subterráneos (es el caso de los tubérculos y los bulbos) o acuático (en plantas que viven en el agua).

tipos de tallos

Con un sistema de riego inteligente, lograremos que las raíces, las hojas y los tallos de nuestras plantas están en óptimas condiciones.