Hoy os explicamos cómo podéis solucionar el riego en un cultivo agrícola o en una zona ajardinada (un campo de golf o un parque público, por ejemplo) que tenga unas dimensiones especialmente extensas.

En otro artículo hemos hablado de las diferentes zonas de riego que podemos tener en un jardín y sobre los riegos auxiliares. Como encontrareis lógico, no es lo mismo tener 3 zonas de riego en una zona ajardinada de 50m2 que en un cultivo agrícola de 500 hectáreas. Tienen necesidades diferentes.

También podemos encontrarnos que haya algún tipo de obstáculo y no llegue bien la señal, con lo cual una parte del cultivo puede quedar desatendida o con un control mucho más laborioso.

¿Qué haría el agricultor en esto casos? Podría poner más sensores o tener más de una centralita. En ambas situaciones incurre en un coste económico y en la opción de añadir otra centralita, en una mayor dificultad a la hora de controlar el cultivo.

Con nuestro sistema de riego inteligente esto no es un problema. Una de las ventajas de Intelliwater es que es muy fácilmente escalable. Es decir, sin cambiar de sistema de riego ni hacer obras, podemos ir añadiendo sensores o repetidores según la necesidad que tengamos. El mismo sistema nos sirve aunque ampliemos las zonas.

Intelliwater-Repetidor

Especialmente con el S100 Repeater podemos doblar las distancias entre los sensores. Así, solamente con un repetidor podemos abarcar el doble de extensión o salvar los obstáculos que pueda haber en el cultivo.

Podéis leer más artículos aquí!